Buscar

TIC TAC

Despertar. Primer pensamiento: ver el celular. Comprobar a cuántas personas les gusta lo que pienso, como me veo, y en qué ando; chismorrear la vida de amigos, conocidos y desconocidos. Ya son los ocho de la mañana. Primera visita de la culpa: ¡una hora en el celular, qué horror! Levantarse. Bañarse. Desayunar. Vienen pensamientos: ¿cómo estará mi ex?, ¿existirán líneas de tiempo en donde está pasando lo que no pasó en esta vida? ¡Cuantas versiones! Infinitas posibilidades: mi versión de experta en el amor: nunca soltera, preferiblemente casada y con un hijo. En otra versión podría ser buena para el dinero: siempre con trabajo bien pago, viajar por el mundo, la mejor educación y buenos restaurantes. Respecto a mi ex, una versión en la que fuimos valientes y honestos. ¿Qué versión será la que estoy viviendo ahora? 'La Combo cuatro', de todo un poco y a buen precio. Llega la tarde. Almorzar. Trabajar. Hablar por convivir. Revisar el celular. Viene otro pensamiento: ¿quién soy? Cómo responder a esa pregunta sin hablar de lo que hago o lo que tengo. ¡Quién podré ser! Es de noche. Cenar. Organizar lo del otro día. Ver una película. Revisar el celular. Dormir. Despertar. Primer pensamiento: ver el celular. Comprobar a cuántas personas les gusta lo que pienso, como me veo, y en qué ando; chismorrear la vida de amigos, conocidos y desconocidos. Ya son los ocho de la mañana.

¿Quién soy? ¿Una repetición? Tal vez.

215 vistas1 comentario